Al inicio de 2004 entró en vigor el Convenio para Evitar la Doble Imposición entre España y Chile. Los tipos máximos de retención que Chile puede aplicar, en aplicación del Impuesto Adicional, a las rentas obtenidas en su territorio por inversionistas españoles son:

Dividendos: 10% en general; 5% si el beneficiario efectivo de las rentas es una sociedad que participa, directa o indirectamente, en la sociedad que distribuye el dividendo en al menos un 20%.

Intereses: 15% en general; 5% si derivan de préstamos otorgados por bancos y compañías de seguros, bonos y valores negociados en bolsa, o de ventas a crédito de maquinaria y equipos.

Royalties: 10% en general; 5% si se pagan por el uso o el derecho al uso de equipos comerciales, industriales o científicos.

+ Convenio para Evitar la Doble Imposición entre España y Chile

Por lo que se refiere a la eliminación de la doble imposición, el convenio obliga a España a permitir la deducción, en el Impuesto sobre Sociedades del inversionista español, del importe pagado como Impuesto Adicional en Chile. En el caso de percepción de dividendos, España debe permitir también la deducción de la parte del Impuesto de Primera Categoría, efectivamente pagado por la sociedad que reparte los dividendos, y correspondiente a los beneficios con cargo a los cuales dichos dividendos se pagan.

La deducción no podrá exceder del límite de lo que correspondería pagar en España por esas rentas si se hubieran obtenido en nuestro territorio.

Fuente: el-exportador.com

+ hacienda.cl