El Reglamento General a la Ley de Ejercicio Profesional de la Arquitectura publicado por el Colegio Nacional de Arquitectos del Ecuador, define el ejercicio profesional del Arquitecto como:
La prestación de servicios profesionales relacionados con el diseño, la construcción, la ampliación, la conservación, la restauración o la modificación de un edificio o conjunto de edificios. Estos servicios profesionales incluyen, aunque no se limiten a ello, planeamiento, planeamiento estratégico y de uso del suelo, el diseño urbano, la provisión de estudios preliminares, diseños, maquetas, dibujos, documentación técnica y específicamente, la coordinación de la documentación técnica oportuna preparada por terceros sin limitación, la economía de la construcción, la administración de los contratos, el control y fiscalización de la construcción y la gestión del proyecto. ( Art.2)

En cuanto a la responsabilidad del Arquitecto:

Se requerirá la firma del profesional autorizado para el ejercicio profesional de la Arquitectura afiliado al Colegio de Arquitectos del Ecuador, en todo anteproyecto, proyecto, contrato, memoria, informe, o cualquier otro documento técnico que se presente ante la administración pública, seccional o privada sea en demanda de una autorización, concesión, aprobación, o en cualquier asunto que tenga que ver con la Arquitectura, el ordenamiento del espacio regional o urbano, o el planeamiento físico, en el ámbito del Artículo 2 de la Ley.( Art.4)

El arquitecto podrá autorizar con su firma de responsabilidad los documentos técnicos mencionados, si hubieren sido elaborados personalmente por él o por personas bajo su dirección inmediata. En el caso de intervención de varios profesionales en trabajos conjuntos, éstos serán firmados conjuntamente, pero la responsabilidad recaerá individualmente en el profesional que lo hubiere firmado, en relación con la parte del trabajo que hubiere elaborado. Cuando intervienen arquitectos en la elaboración de documentos propios de la actividad, bajo relación de dependencia de otro profesional, éste deberá hacer constar en el documento que suscriba, el nombre del o de los profesionales que hubieren intervenido. ( Art.5)

Y en cuanto a las formas del ejercicio profesional:

Son formas del ejercicio profesional, las que no contravinieran las disposiciones de la Ley, este Reglamento y los principios del Código de Ética Profesional, tales como:

  • El libre ejercicio profesional en relación directa del profesional y su cliente;
  • El ejercicio profesional en relación de dependencia;
  • El ejercicio profesional de la cátedra y docencia relacionada con la arquitectura; y,
  • El ejercicio profesional, a través del establecimiento de empresas o sociedades de la clase que fueren, como socio o accionista o bajo cualquier régimen legal vinculado con éstas, con otros arquitectos o con terceros, profesionales o no, en el ámbito y competencia de la arquitectura.