Carolina Estrada Dopazo en Karlsruhe

Carolina, nos dices que ya hace algún tiempo que te fuiste ¿Cuanto tiempo llevas fuera?  
Aquí llevo ya 6 años, 2 como estudiante y 4 trabajando. Acabo de cambiar de oficina, estoy realmente contenta tanto a nivel profesional como personall.. y la verdad es que despejando tus dudas, diré que por el momento no tengo planes de volver. Digamos que uno va haciendo su vida.. no sé, a ver que pasa.

¿Por qué  Alemania?
Pues… las circunstancias, como todo. Yo soy de A Coruña y ahí estudiaba. En el reparto de las Becas Erasmus, yo quería irme a Turín, pero otro compañero con mejores notas pidió la plaza antes que yo ( se elegía en orden de mejor a peor expediente) y cuando me tocó escoger solo quedaba Karlsruhe de las 3 facultades en las que yo estaba interesada. No sabía ni donde era, estuve todo el año con el nombre escrito en la portada de mi libretita A5 (tan típica…las que vendían en la copistería) porque cuando alguien me preguntaba a dónde iba…tenía que leer el nombre o no me acordaba. Una vez allí, me encantó la facultad, la forma de trabajo, los profesores y decidí pedir traslado de expediente y terminar aquí mis estudios. Y bueno…una cosa llevo a la otra, me enamoré y ya llevo 6 años aquí.

Y claro el amor y el ambiente tiran, y te quedaste en Karlsruhe, pero..¿has intentado trabajar en España? ¿Has estado en algun otro país?
Pues la carrera como te cuento, ya la terminé aquí en Alemania, eso fue en Julio de 2008 ( empezaba a estallar la burbuja inmobiliaria ). Lo primero que hice al terminar, durante el mes de agosto, fue preparar mi portafolio y curriculum y enviarlo a Galicia. Mandé muchísimos a Vigo y no me contestaron de ninguno. Hice una entrevista en A Coruña y lo que me ofrecieron era el contrato de Beca de la Universidad, por el cual era la Universidad laque pagaba tu seguro, no cotizaba, no tenía paro….en fin que no me gustó lo que vi, y para irme a probar suerte a Barcelona o Madrid, decidí volver a Karlsruhe. En Octubre llegué de nuevo y empecé a trabajar en una cocina mientras enviaba currículums, en noviembre hice 3 entrevistas, en diciembre firmé el contrato y en marzo de 2009 empecé a trabajar en un estudio de arquitectura en el que estuve dos años y medio, as-Planer en Pforzheim. Laboralmente me quedo sin duda, con Alemania.

Y… ¿al llegar fue duro? ¿Cambia mucho el estilo de vida?
El mayor problema sin duda el idioma. Pero al venir dentro de un programa como el Erasmus, muchas cosas están organizadas, es más fácil conocer gente y hacer amigos como universitario. Creo que la integración se hizo más fácil por llegar aquí como estudiante.

En Alemania, los horarios si son diferentes y algunos comportamientos sociales. Una gran diferencia es el sistema de transporte público, vives perfectamente sin coche. Aquí comemos entre las 12 y la 13 (nunca se invierte más de una hora) y salimos antes de trabajar, se cena más temprano, pero también te levantas antes. Los alemanes son menos “escandalosos” que nosotros, hablan más bajito y van en grupos más pequeños. Pero es Europa, yo no encuentro muchas diferencias. También depende mucho de si vives en un pueblo o en una ciduad grande…las ciudades grandes se parecen más unas a otras…el NO LUGAR…ya sabes.

Entonces, ¿te costó manejar el idioma? ¿Qué hablaís en el studio?
Me costó y me cuesta. En mi primera oficina solo hablaba en alemán. Además era la única extranjera y las obras que teníamos eran en Alemania. En la nueva oficina hablo en Alemán e Inglés, porque llevamos obras en Europa, y colaboramos con los arquitectos locales, así que el idioma de oficina es el alemán y el de contacto con los partners y clientes el inglés (también me ha tocado hablar en español y portugués, porque de ahí eran los suministradores …) Es un poco más internacional.

¿Muchos españoles por tu zona?
Si la verdad es que muchísimos. Sobre todo (por no decir casi exclusivamente) Ingenieros, telecos e informáticos.

¿Qué requisitos te exigieron para trabajar? ¿Como llegaste al studio en el que estas?
Bueno, como ya dije, yo ya estaba aquí. Tenía el título alemán, y eso les generó más confianza, sobre todo porque era una ciudad pequeña, Pforzheim, y no habían contratado a ningún extranjero.

El idioma fue un handicap para asumir más responsabilidades en esa oficina porque aun no lo dominaba. Ahora estoy en un estudio en Stuttgart, MBA/S. En septiembre terminé mi contrato y estuve 2 meses enviando currículums, entre ellos también envié a Coruña…otra vez,….y no tuve ni respuesta de cortesía (cosa que aquí si se hace). Me llamaron para algunas entrevistas y esta fue la mejor opción para mi. Además tenía ganas de cambiar de ciudad después de 5 años en Karlsruhe.

Y desde tu punto de vista, ¿que medios para encontrar trabajo allí,  desde España, nos puedes aconsejar?
Bueno, en cada estado hay un colegio de arquitectura. La bolsa de trabajo de mi estado, Baden- Württemberg funciona muy bien, todos los días aparecen entre 4 y 8 ofertas nuevas. Me imagino que los otros colegios también funcionarán parecido. Eso si, el alemán suele ser indispensable. Pero siempre hay excepciones. Algo que no debe faltar nunca en una solicitud de empleo en Alemania es la carta de motivación. Un A4 es suficiente pero hay que dejar claro porque tú eres el ideal y que les vas a aportar, se debe hacer una carta
adaptada a cada oferta.

Otra opción son las Becas Arco. Para orientarse recomiendo esta página: german-architects.com

Genial, seguro que a alguno le resulta útil. Y, ¿estás contenta con tu salario? ¿Te consideras valorada?
El nivel adquisitivo está por encima del español,  los sueldos son más altos, pero la “cesta de la compra” cuesta lo mismo, y el alquiler es más alto que en A Coruña pero más bajo que en Madrid o Barcelona.Si, me considero justamente y bien remunerada para el trabajo que desempeño. Esto es algo que aquí respetan mucho, el sueldo siempre se basa en la formación y la responsabilidad que adquieres.

¿Un arquitecto/studio alemán que te guste especialemente?
No creo que halla una moda, ni tampoco grandes nombres al estilo de España. Hay muchos estudios que trabjan muy bien, hablaría más de ciudades-foco, como el caso de Hamburgo donde puedes encontrar cosas muy bien hechas, la verdad es que no me gusta prestar atención a la oficina, si me gusta un edificio aprendo lo que puedo. Me da igual si es de uno o de otro.

¿Hoy por hoy, volverías a dejarlo todo e irte?
Es que realmente no fue una elección. La vida me fue llevando, yo me dejé llevar, y estoy muy contenta aquí.
Me encantaría volver a Galicia la verdad. Pero si no se puede…pues no se puede. No quiero dejar de trabajar en lo que me gusta y aquí estoy feliz.

Tu opinión sobre Alemania, enfocada al que esté pensando en irse…
Lo primero que se vengan sin estereotipos y con ganas de ver y hacer cosas nuevas. Los alemanes son muy amables y educados, es muy fácil llevarse bien con ellos. No hay que tener miedo a venir, ni al idioma, lo que si hay que hacer es estudiar mucho y cogerlo con ganas. El tema idioma, me parece lo más importante antes de venir. Y por supuesto, se hable o no alemán…para trabajar el ingles es básico, ellos dan por supuesto que un universitario lo habla perfectamente.

Entrevista realizada por sin perder el norte

Desde en transito mostrar nuestro agradecimiento tanto a sin perder el norte como a Carolina Estrada Dopazo, por la cesión de esta entrevista.