La inmigración laboral contribuye positivamente al desarrollo de la sociedad noruega, y las autoridades noruegas se interesan por facilitar la incorporación al país de mano de obra extranjera cualificada.

Pese a no pertenecer a la Unión Europea, Noruega sí que está integrada en el espacio Schengen, por lo que cualquier ciudadano europeo puede entrar en el país simplemente con su documento nacional de identidad, permitiéndole residir y trabajar durante seis meses en el país sin ningún tipo de permiso adicional y ampliar este período de residencia de forma muy sencilla, ya que, una vez firmado un contrato de trabajo, sólo hay que presentarlo en cualquier comisaría de policía( Politikammer )para obtener un permiso de residencia (Oppholdstillatelse).Su duración es de 5 años.
+ udi.no