Los que se matricularon en 2003 en arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid se las prometían muy felices. Era la “carrera estrella”, recuerda Beatriz Asensio, arquitecta leonesa de 27 años que llegó entonces a la Facultad. Los estudios profesionales reclutaban mano de obra entre los alumnos de primer curso, las obras públicas se multiplicaban,...